¿Sin azúcares?. ¿Qué dice la normativa de etiquetado?

¿Sin azúcares?. ¿Qué dice la normativa de etiquetado?

Cada día consumimos cientos de productos, y cada día nos impactan miles de mensajes comerciales y publicitarios. Cada año, los embalajes juegan un papel más importante en la decisión de compra del consumidor y rara vez ninguna de las palabras allí incluidas ha sido dejada al azar. Se cuidan los textos al milímetro y nosotros como consumidores desconocemos que algunas palabras tienen un sentido exacto y que no deja lugar a las interpretaciones.

EL AZÚCAR EN EL ETIQUETADO

Evidentemente, el azúcar es uno de esos componentes que son importantísimos en el etiquetado de los productos puesto que diabéticos, pero también un grueso de la población cada vez más concienciada con la alimentación saludable y con los buenos hábitos de vida, tratan de evitar los excesos de azúcar consumiendo productos con edulcorantes o que al menos, nos prometen estar libres de azúcar.

Una correcta información referente al contenido en azúcar en todas las etiquetas es fundamental para que el diabético pueda gestionar correctamente su enfermedad.

LAS DECLARACIONES NUTRICIONALES

Todas las declaraciones que se incluyen en los embalajes de los productos están sujetos a una estricta normativa de la UE que indica con detalle cómo ha de ser un producto para poder declararlo con esas palabras mágicas. Relativas al azúcar existen tres declaraciones:

BAJO CONTENIDO EN AZÚCARES
Bajo esta declaración el fabricante sólo podra incluir productos que no contengan más de 5 g. de azúcar por cada 100 g. de producto  si son sólidos o 2,5 g. por cada 100 ml si son líquidos. Se trata de productos que sí llevan azúcar pero cuya concentración es baja. Recuerda que en este caso deberás comprobar el volumen total de hidratos y incluirlo en tu pauta para no llevarte una sorpesa.

SIN AZÚCARES
Esta es la denominación más estricta aunque puede llevar pequeñas cantidades de azúcar que pueden venir de cualquiera de los componentes utilizados. El volumen total permitido para declarar un producto como sin azúcar es de 0,5 g. por cada 100 g. de producto o 100 ml si es un producto líquido.

SIN AZÚCARES AÑADIDOS
Esta declaración es un poco diferente a las anteriores. En este caso, el fabricante podrá indicarnos este texto si no ha añadido ningún azúcar (monosacáridos o disacáridos) y si no ha utilizado ningún otro alimento para su elaboración que esté allí por sus propiedades edulcorantes. Si el producto tiene azúcar naturalmente presente proveniente de los alimentos utilizados como por ejemplo frutas, podrá declararse como sin azúcares añadidos, pero en este caso deberá indicar "contiene azúcares naturalmente presentes".

Recuerda en todos los casos, que la ausencia de azúcar no nos libera a los diabéticos del control de otros componentes, así que comprueba siempre el volumen de hidratos del producto por si tienes que tenerlos en cuenta para tu pauta. Recuerda que los hidratos se absorverán de manera lenta pero que pueden darte un susto pasadas unas horas ;-).


Si quieres ampliar la información te recomiendo que te descargues el Reglamento 1924/2006 del Parlamento Europeo. Es un texto no demasiado largo pero que sobre todo en sus tres últimas páginas te desvela cada uno de los términos que aparecen en nuestras etiquetas (bajo en grasa, sin sal, fuente de fibra, etc..).

¿Te has llevado alguna sorpresa con las etiquetas?. Cuentanos lo que te ha pasado y ayuda a otros diabéticos a mejorar la lectura de etiquetas.




ALEJANDRO GARCÍA
DM tipo 1 desde 2007 soy un apasionado de Internet y el marketing digital que trata de aprender cada día un poquito más sobre la Diabetes y como mejorar nuestra calidad de vida.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: